La Cecot pide al Gobierno que incluya en la reforma laboral un marco propio para los emprendedores, autónomos y microempresarios para reducir el paro

  • Tal como establece la estrategia europea 2020 los agentes que más ocupación pueden generar en los próximos años serán las PIMES, en especial emprendedores, autónomos,  y microempresas.
  • La patronal catalana considera que la mejor fórmula en estos momentos para flexibilizar el marco laboral y facilitar la contratación es dejar sin efecto a algunos de los capítulos del Estatuto de los Trabajadores.

Terrassa, 2 de febrero de 2012. Después de un mes de enero concentrado en aplicar medidas de reducción del déficit, la patronal Cecot ha reclamado en diversas ocasiones celeridad en la aplicación de medidas para la reactivación económica y estimular la creación y mantenimiento de tejido empresarial que es el factor clave para la generación de ocupación y la única posibilidad de disminuir el actual 22’85% de paro que hay hoy en España.

Sobre la mesa del Gobierno están la Reforma Laboral y la Ley de Emprendedores que pretenden estimular la actividad empresarial. No obstante, de lo que ha trascendido hasta el momento, ninguna de las dos establece un marco laboral específico para autónomos, emprendedores o microempresas, es decir, más del 90% del tejido productivo español y catalán.

“Hay un gran consenso en los ámbitos empresariales, sociales, económicos, etc. en que no serán las grandes empresas, ni las multinacionales las que van a crear los más de cinco millones de puestos de trabajo que necesita el país”, afirma Antoni Abad, presidente de la patronal Cecot, y añade “en los foros hay una coincidencia cada vez más extendida y es que la recuperación de la economía pasa por la autoocupación y por la posibilidad que autónomos, microempresarios o PYMES contraten sin miedo”. “Des de la Cecot creemos importante fijarnos y seguir ejemplos de países como Italia y Alemania que, a nuestro entender, han sido valientes e innovadores y han entendido que estos colectivos de empresa necesitan un marco laboral específico”.

En la situación actual, por responsabilidad y por justicia para con las personas desocupadas en concreto y para con la economía en general, la patronal catalana considera que conviene ser valientes a la hora de tomar decisiones en el ámbito laboral y el fiscal, siguiendo los pasos que ya han realizado otros países europeos. No podemos mantener regímenes laborales iguales para las empresas que cotizan en el Ibex que para los autónomos, microempresas o emprendedores/as que, como ya se ha mencionado, suponen el porcentaje mayoritario del tejido productivo.

Teniendo en cuenta el contexto es imposible generar un documento consensuado para la creación de un marco laboral propio para microempresas, autónomos y emprendedores. Y mucho menos para la evolución de un Estatuto de los Trabajadores hacia un Código del Trabajo, que es lo que lleva tiempo reclamando esta patronal. Estas acciones llevaría mínimo un año para llegar a un borrador, y ya hemos pasado con creces la cuenta atrás en la toma de decisiones para reactivar el sector productivo.

La patronal catalana considera que la mejor fórmula, la más eficiente, la más rápida y la más simple en estos momentos para flexibilizar el marco laboral y facilitar la contratación es dejar sin efecto y aplicación algunos de los capítulos del Estatuto de los Trabajadores (ET). Concretando, la Cecot propone dejar sin efecto los capítulos 2 y 3 del título I del ET, es decir, el relacionado con el contenido del contrato de trabajo y el referido a la extinción del contrato de trabajo. Se mantendría, obviamente, el capítulo 1 donde se regulan los derechos y deberes. Asimismo, la patronal propone la inactivación de los títulos II y III del ET donde se recogen los derechos de representación colectiva y de negociación colectiva.

El objetivo fundamental de esta propuesta es el de poder establecer una base para que el 90% de las empresas del país puedan contratar con más facilidad y con la flexibilidad que necesitan en estos momentos coyunturales. “Pensar en medidas que sólo favorecen a las grandes empresas es darle la espalda, una vez más, a la realidad socioeconómica de este país”, concluye Abad.

Esta medida, no obstante, debería ir acompañada de otras como pueda serlo la Propuesta de creación de la figura del Autoemprendedor que la Cecot ya elevó al Gobierno y a los distintos grupos políticos con representación parlamentaria el año pasado. La creación de esta figura puede promover que 230.942 personas se acojan y se autoocupen y puede representar unos ingresos de 218 millones de euros para el Estado en un año. El Autoemprenedor funciona en Francia desde hace más de dos años con resultados muy positivos para la economía y para el país, reduciendo parte de la economía sumergida y reducir la tasa de paro.

En Francia se han constituido 738.351 autoemprendedores desde el 2009. Y un dato todavía más alentador a tener en cuenta es que, según el Observatoire del Auto-Entrepreneur, el 13% de los autoemprendedores franceses se han acabado convirtiendo en personas jurídicas.

Entre las características de esta figura destacan: la Exención del pago del régimen especial de autónomos durante los dos primeros años de actividad o hacer una declaración de IVA cada 6 meses y meritar por el criterio de caja (se paga cuando se cobra).

Ref. Nota de prensa – La Cecot propone a Gobiernos y partidos políticos impulsar la figura del Autoemprendedor para reactivar la economía.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: